Donas Clásicas

TIEMPO DE ELABORACIÓN: 2 horas | PORCIONES: 15 a 20 piezas | DIFICULTAD: Media
Las donas o rosquillas son sin duda uno de los panes más gustados en casi todo el mundo, su forma característica, suavidad y sabor son perfectos para disfrutar. Existen muchas opciones diferentes, pero en esta ocasión vamos a mostrarte la receta clásica espolvoreada con azúcar y canela.
INGREDIENTES:
•Harina de Trigo - 500 grs.
•Huevo - 3 piezas
•Leche - ½ taza
•Mantequilla - 90 grs. (1 barrita)
•Azúcar - ½ taza
•Sal - 1 pisca
•Levadura en polvo - 2 cucharadas
•Aceite Vegetal para freír
•Canela
•Azúcar
PROCEDIMIENTO:
1. Pesar y medir bien todos los ingredientes, colocando cada uno de ellos en recipientes separados, secos y limpios.
2. Vas a comenzar mezclando los productos secos, en este caso con la harina (previamente colada/cernida), azúcar, levadura en polvo y sal, integra bien.
3. Bate los huevos un poco, integra a los polvos y comienza a amasar suavemente, ahora agrega la mantequilla a temperatura ambiente, sigue amasando con un poco más de fuerza y comienza a integrar, finalmente y de a poco agrega la leche y amasa hasta integrar todos los ingredientes bien, obteniendo una masa suave y tersa, (es normal que la masa quede un poco pegajosa, conforme vayas amasando, veras que mejora su textura y comienza a despegarse de tus manos, puedes ayudarte de una raspa para amasar o bien hacer el proceso en una batidora con ayuda de los ganchos para masa).
4. Una vez lista la masa, boleala y coloca en un bowl con un poco de harina, tapa con plástico para alimentos y deja cerca de una fuente de calor para que comience a leudar (fermentar), el tiempo varia depende de la temperatura a la que este el medio ambiente, sabrás que esta lista cuando veas que ha duplicado su tamaño la masa.
5. Una vez bien fermentada, coloca harina sobre una superficie plana y limpia, coloca aquí la masa, poncha y extiende con ayuda de un rodillo y más harina para evitar que se pegue. Estira la masa de 2 cm de grosor aproximadamente, gira constantemente para evitar que se pegue a la superficie.
6. Con ayuda de un cortador para donas, comienza a cortar sobre toda la superficie de la masa, retira el centro de las donas y coloca en una charola previamente engrasada y enharinada, deja reposar, (vuelve a unir la masa que te quedo y sigue haciendo donas hasta que termines con ella).
7. Nuevamente deja reposar la charola con las donas cerca de una fuente de calor hasta que veas que han inflado.
8. Calienta suficiente aceite en una olla, evita que el aceite se queme controlando la intensidad del fuego (te recomiendo utilizar un termómetro y mantener la intensidad de 150° a máximo 165°).
9. Una vez listo el aceite, fríe de a poco cada una de las donas, el proceso es muy rápido, gira con ayuda de un gancho para donas o bien con una cuchara, evita apretarlas ya que las vas a ponchar, mantente al pendiente de tus donas para evitar que se quemen. Una vez listas, colócalas a escurrir un poco.
10. Mezcla la canela con azúcar.
11. Revuelca las donas en la mezcla de azúcar con canela, es importante hacer esto cuando las donas aún están calientes para que logre pegarse el azúcar con la canela.
12. Disfruta de tus donas recién hechas.
Tip #1: Todos los productos deben estar a temperatura ambiente.
Tip #2: En caso de no tener el cortador de donas, puedes utilizar algún aro y un caballito o shot para hacer el hueco al centro de la dona.
Tip #3: Es importante que dejes leudar o fermentar bien la masa en el paso 4 y 7, entre más fermentadas esten las masas, más suaves quedarán, se recomienda un tiempo de fermentado de 45 minutos a 1 hora 30 minutos.
Tip #4: El aceite que utilizas para freír no debe estar excesivamente caliente, controla bien la temperatura para evitar que al colocar las donas se quemen.
TAG